Blog

¡A soltar los músculos!

Te has dado cuenta la tensión que generas al sostener tu celular, al manejar o inclusive al generar tus actividades cotidianas?

Claro! Es una tensión que se genera inconscientemente ya que sin esta no podrías generar ningún movimiento o actividad; pero aun así hay veces que se genera esta tensión en exceso, al momento en que manejas suelen suceder situaciones que no están en tus manos controlarlas, por lo que las reacciones involuntarias suceden instantáneamente, como apretar el volante con las manos de una manera excesiva, apretar la mandíbula, la tensión en los hombros y el cuello, o simplemente en tu trabajo al momento de agarrar el teléfono o tener el mouse en tu mano. Es tensión que se genera inconscientemente y al no poder soltarla el estrés comienza a surgir no solamente físicamente si no emocionalmente, el estado de ánimo puede empeorar con el simple hecho de cambiar tu postura.

Al comenzar a practicar Yoga se genera la propiocepción de la cual ya había hablado anteriormente, puedes comenzar a reconocer en donde se concentra esta tensión, la lengua, los ojos, tus hombros, los músculos de la cara y el cuello etc. Al comenzar a generar la respiración consciente instantáneamente los músculos comienzan a relajarse de manera gradual, esto es debido a que la exhalación evita que el reflejo miótatico se genere (movimiento que se genera en los músculos para protegerse ante una elongación excesiva). 

Probablemente esta relajación no suceda en tu primera clase de Yoga, ya que las elongaciones son graduales, asi que no desesperes la relajación muscular llegará a su debido tiempo, asi que a trabajar con esa paciencia ya que incrementarás la capacidad de elongación de tus músculos involuntariamente, en pocas palabras, atrévete a soltar esos músculos y te aseguro que además de los músculos lograrás soltar emociones que se almacenan en ciertas partes de tu cuerpo, un tema que trataremos la próxima semana.