Blog

Manejo de mi hostilidad

 

 Todos llegamos a contar con esos lapsos de hostilidad, en algún momento de colapsos que tenemos simplemente por el pasar del día, la hostilidad aumenta no solo hacia las demás personas si no hacia uno mismo con acciones o pensamientos que pueden llegar a lastimarnos generando Himsa (violencia).

Una de las maneras mas accesibles y confiables que hay para reducir o eliminar completamente la hostilidad es el Yoga junto con la meditación. Es acerca de intensificar la conciencia despierta. Y cuanto mas consciente seas mas fácil te será desprenderte o liberarte de emociones destructivas como es la ira. 

Los estudios sugieren que un enfado crónico o una molestia hacia alguna situación y una hostilidad están completamente relacionados con los ataques al corazón, tal cual pueden producirlos el hecho de fumar, la diabetes o el colesterol elevado.

Yoga parece reducir el enfado y las molestias aumentando los sentimientos de compasión hacia uno mismo e interconexión  calmando el sistema nervioso  y la mente. También aumenta la capacidad de distanciarse de esos “dramas” cotidianos de la propia vida, para permanecer firme encarando las malas noticias o los sucesos perturbadores. Se puede reaccionar rápidamente pero esto es un acceso directo hacia la memoria, que simplemente reacciona, esto es que no piensa las cosas antes de actuar, a los que nos va ayudar el yoga es a responder teniendo acceso a la consciencia o a la inteligencia como tal. Una vez que se tiene acceso a la respuesta en vez de la reacción puedes tomarte un tiempo por lo menos unos segundos ante cualquiera de las situaciones que se te lleguen a presentar y de ahí poder generar el discernimiento acerca de que acciones tomar, si generar la hostilidad me podrá alterar la mente o eliminar la hostilidad y responder con compasión para poder mantener esa paz mental. Comienza a Responder en vez de Reaccionar.