Blog

Manejo de mi hostilidad

Manejo de mi hostilidad

 Todos llegamos a contar con esos lapsos de hostilidad, en algún momento de colapsos que tenemos simplemente por el pasar del día, la hostilidad aumenta no solo hacia las demás personas si no hacia uno mismo con acciones o pensamientos que pueden llegar a lastimarnos generando Himsa (violencia).

Una de las maneras mas accesibles y confiables que hay para reducir o eliminar completamente la hostilidad es el Yoga junto con la meditación. Es acerca de intensificar la conciencia despierta. Y cuanto mas consciente seas mas fácil te será desprenderte o liberarte de emociones destructivas como es la ira. 

Los estudios sugieren que un enfado crónico o una molestia hacia alguna situación y una hostilidad están completamente relacionados con los ataques al corazón, tal cual pueden producirlos el hecho de fumar, la diabetes o el colesterol elevado.

Yoga parece reducir el enfado y las molestias aumentando los sentimientos de compasión hacia uno mismo e interconexión  calmando el sistema nervioso  y la mente. También aumenta la capacidad de distanciarse de esos “dramas” cotidianos de la propia vida, para permanecer firme encarando las malas noticias o los sucesos perturbadores. Se puede reaccionar rápidamente pero esto es un acceso directo hacia la memoria, que simplemente reacciona, esto es que no piensa las cosas antes de actuar, a los que nos va ayudar el yoga es a responder teniendo acceso a la consciencia o a la inteligencia como tal. Una vez que se tiene acceso a la respuesta en vez de la reacción puedes tomarte un tiempo por lo menos unos segundos ante cualquiera de las situaciones que se te lleguen a presentar y de ahí poder generar el discernimiento acerca de que acciones tomar, si generar la hostilidad me podrá alterar la mente o eliminar la hostilidad y responder con compasión para poder mantener esa paz mental. Comienza a Responder en vez de Reaccionar.

Ver más

Meditación como terapia

Meditación como terapia

 T Hoy en día podemos escuchar muchas versiones de las meditaciones, si la meditación hace maravillas, me elevará a la luna o algo por el estilo; la idea que tenemos de una meditación realmente es muy vaga, lo primero que viene a la mente es sentarme con las piernas cruzadas y pensar nada durante horas, dejar mi mente en blanco… ¡ABURRIDO!

Pero realmente la meditación tiene diferentes formas, no es únicamente sentarte y “meditar”, claro esta es una de las maneras mas comunes que hay, que a fin de cuentas a lo que evoca la meditación es a generar esa conciencia del presente, del momento en el que te encuentras y sentir absolutamente cada parte de tu cuerpo, con esto podemos referirnos que la mente jamás podrá estar en blanco, es imposible tener la mente en blanco, así que si llegas a intentar tu meditación por primera vez y tu mente no está “en blanco”, no te preocupes es que vas por buen camino, aún no haz muerto!. 

Alguna vez un maestro de meditación me comentó lo siguiente:” tu mente es como un perro al cual le tiras una palo de madera e inmediatamente irá a recogerlo y traerlo, cuantas veces lo hagas el perro regresará a traer el palo de madera, pero habrá un punto en donde el perro se canse y aunque le vuelvas a aventar el palo de madera ya no irá por el, así tu mente, por mas que intentes estar tranquilo con tu mente, tus pensamientos ahí estarán y tu mente en cierto punto regresará al momento presente y así sucesivamente hasta que tu mente esté entrenada para poder quedarse consciente en el momento presente, todo es cuestión de entrenar a tu mente y seguir con una práctica constante.”

Así que si decides comenzar alguna práctica de meditación en específico ten en cuenta que es un proceso por el cual tienes que pasar lentamente, así que no desesperes, todo sucederá poco a poco.

Ver más

Olvida la ciática

Olvida la Ciática
 

 Todos hemos padecido (sufrido de una sobremanera e intensamente) de ciática que es un dolor que se refleja generalmente en la extremidad inferior que puede comenzar desde el glúteo y puede recorrer hasta el tobillo, este dolor puede ser punzante e insoportable que te sea casi imposible ponerse de pie o sentarse, en algunos casos se puede sentir un entumecimiento, una sensación de quemazón u hormigueo que corre por tu pierna e incluso llega hasta tus dedos.

Este dolor se genera por la presión o un daño al nervio ciático. Este nervio comienza en la región lumbar y baja por la parte posterior de cada una de las extremidades inferiores. Este nervio controla los músculos de la parte posterior de cada rodilla y da sensibilidad a tu pierna.

       Cuando no encuentras una solución a este problema, una de las mejores opciones que te puedo recomendar, obviamente YOGA; algunas posturas de yoga (asanas) pueden ayudarte a disminuir la inflamación o pinchamiento del nervio ciático. Lo que se busca hacer para desinflamar es crear una elongación muscular de la parte externa de las piernas (tensor de la fascia lata y tracto iliotibial), las torsiones son la perfecta opción para poder elongar estos músculos. Las torsiones se pueden generar desde dos partes de la espina dorsal, desde la región torácica cuando la cadera esta inmóvil (piernas juntas) o estática o desde la región lumbar cuando la cadera tiene un amplio rango de movimiento (piernas separadas), estas torsiones con amplio rango de movimiento de la cadera son las que nos ayudarán a librarnos de este dolor ya que son torsiones mucho mas suaves y es la manera en la cual queremos llegar a la base del problema. La manera de entrar a estas torsiones tiene que ser que una manera consciente y con un maestro experimentado para evitar lesionar mas esta región, con mucha paciencia y trabajo constante comenzarás a sentir el alivio de esta región ayudado completamente de tu respiración. En un caso mas crítico de ciática te puedo recomendar que acudas al médico para un tratamiento mas específico y evites dañar mas el cuerpo.

Ver más