Blog

La familia que uno escoge

La familia que uno escoge

Dentro de la mayoría de las disciplinas o grupos de entrenamiento se forma siempre una comunidad con la que comienzas a crear una afinidad increíble, ya que se conocieron todos a través del mismo interés; dentro del Yoga no es la excepción. Dentro de la tradición que sigo hay algo que se le llama “Kula”, en otras palabras es esa comunidad que se genera por el convivio diario de los practicantes, que en este caso se vuelve como una familia.

Como seres humanos tenemos la necesidad de sentir el contacto con otras personas, de generar relaciones y crear una comunidad o una tribu en la cual puedas sentirte protegido en caso de necesitarlo, además de que el contacto físico activa una serie de mecanismos fisiológicos que contribuyen a nuestro bienestar emocional, es por eso que siempre nos encontramos en esa necesidad inconsciente de afecto o contacto físico con otros seres humanos.

¿Cómo darte cuenta realmente de como suceden las cosas dentro de esta familia? De mi propia experiencia al formar parte de varios entrenamientos, te encuentras con personas que tienen la misma afinidad que tu, el mismo interés y amor por el Yoga, la intensión de compartirlo. Esto hace que puedas generar mas empatía con estas personas que al principio son como unos completos extraños y con el paso de los días se comienzan a volver como los compañeros de práctica, en el pasar de las semanas se vuelven poco a poco tus amigos y con el pasar de los meses dejan de ser esas personas extrañas que tenías siempre a un lado de tu tapete sudando a chorros igual que tu; se vuelven como tu familia. Dentro del Kula, esta familia que tu escoges, encuentras el soporte y apoyo incondicional que tu familia de sangre te ofrece. Comienza a confiar en estas personas que escoges para formar parte de esta familia, así esta relación se vuelve recíproca y todo esto se genera por un interés en común, el Yoga.

Ver más

La hora feliz con yoga

La hora feliz con yoga

Inconscientemente después de haber tomado mi primer clase de Yoga mi estado de ánimo cambió drásticamente a contento, realmente contento a decir verdad; pude seguir con lo que restaba de mi día sin haberme dado cuenta de este cambio. Conforme tomaba mas clases comenzaba a darme cuenta que después de cada clase independientemente del estado de ánimo con el que entrara de manera “mágica” todo cambiaba el panorama hacia un estado de contento.

Pero todo esto tiene una explicación científica, a través de los estudios que ha sido sometida la práctica de yoga uno de ellos demostró que durante una consistente práctica mejora los estados depresivos y producía un significativo aumento del nivel de serotonina y una disminución de los niveles de monoamina oxidasa (una enzima que anula los neurotransmisores) y el cortisol(hormona que se libera en respuesta al estrés) esto sin necesidad de consumir ningún fármaco antidepresivo. En la Universidad de Wisconsin, Richard Davidson, Doctor en Medicina, descubrió que el córtex prefrontal izquierdo aumentaba su actividad en los meditadores, un encuentro que ha sido relacionado con niveles mas altos de felicidad y mejor función del sistema inmunológico. 

Las extensiones hacia atrás (backbends) son unas de las posturas que estimulan directamente el timo (glándula que se encarga de promover el desarrollo de células linfocitos T); al momento de abrir el pecho y expandir la cavidad torácica el timo comienza a estimularse dependiendo de la intensidad del backbend. Puedes comenzar con la práctica de este tipo de posturas gradualmente con posturas simples como la cobra o un puente bajo, y conforme la elongación de tus músculos comience a aumentar puedes incrementar la dificultad de las posturas como el bailarín o el arco.

Una vez que comiences tu práctica de yoga o si ya practicas constantemente sabrás a que atribuirle ese gran estado de ánimo, cada que termines una clase procura mantener ese gran estado de contentamiento que no solamente se verá reflejado en la estabilidad emocional si no también en la mejoría de la salud a través de tu sistema inmunológico.

Ver más

La prevención de problemas articulares a través del Yoga

La prevención de problemas articulares a través del Yoga

 Cada vez que tengas en mente practicar yoga o la intensión de hacerlo, piensa en tus articulaciones que son las junturas existentes en donde se reúnan dos huesos o más, para poder generar ciertos movimientos que utilizas en tu vida diaria, como levantar un vaso con agua, caminar, poder sentarte, etc.

El mover tus articulaciones a través de las posturas de Yoga (asanas) te ayuda a prevenir la artritis degenerativa y a mitigar las dolencias que esta conlleva mediante el “efecto esponja” de las áreas del cartílago que generalmente no son utilizadas. El cartílago de las articulaciones es como una esponja que recibe los nutrientes frescos únicamente cuando el líquido sinovial tiene un flujo continuo a través de los movimientos y un nuevo suministro es “absorbido” por los mismos y así poder mantenerlas en perfecta salud. Cuando se descuidan las articulaciones comienza una degeneración temprana comenzando a fatigar los cartílagos y así exponer los huesos para convertirse en un tipo de “zapatas de freno desgastadas”

Cada movimiento que se genera en la práctica de las posturas se hace conscientemente e integrando acciones de biomecánica que junto con contracciones musculares pueden mantener la articulación perfectamente protegida a través de rangos de movimiento de los cuales el cuerpo es perfectamente capaz. No llegues a desesperar si es que algunos de los movimientos son demasiado complicados o no los puedes realizar de la misma manera que los realiza tu maestro de Yoga; es por eso que cada movimiento se tendrá que realizar conscientemente para poder identificar el límite que actualmente tiene tu cuerpo y así poder trabajar de manera paulatina y segura, siempre supervisado por un instructor certificado.

El instructor de llevará de una manera segura para que comiences en esta gran travesía del yoga de una manera consciente de tus articulaciones ya que como lo mencioné anteriormente, son aquellas que te permiten realizar tu vida diaria, todos aquellos movimientos que haces tan simple como tomar tu celular y comenzar a escribir; probablemente sean posturas a las cuales no estas realmente acostumbrado ya sea por la dificultad o por el simple hecho de que no parecen algo que el cuerpo pueda hacer normalmente, pero si eres capaz de respetar ese límite que tiene tu cuerpo serás capaz de lograr una de las mejores prácticas de yoga.

Ver más