¡Atrévete a respirar!

El hecho de respirar lo consideras como una acción natural que sucede día con día, segundo a segundo; pero realmente eres consciente de la manera en que respiras? De el aire que entra o sale de tus fosas nasales? La temperatura con la que entra el aire o sale? Estoy seguro que en estos momentos estas tratando de identificar estos puntos cierto?

Dentro de las amplias técnicas que existen en el Yoga, existe una práctica relacionada única y exclusivamente hacia la respiración llamada Pranayama que se refiere hacia el control de la respiración y el control de la energía vital (prana), dentro de la perspectiva tántrica se refiere a la redirección de esta energía vital (prana). Dentro del Pranayama o control de la respiración existen diferentes técnicas con niveles de complejidad muy distintos.

No todas las técnicas de pranayama se pueden practicar en cualquier momento ya que pueden llegar a alterar el sistema nervioso y por alterar no me refiero a dañarlo si no a generar un cambio, ya sea que puede activarte y darte ese impulso de energía o simplemente generar un estado de relajación óptimo, de igual manera dependiendo de su complejidad no pueden ser enseñados por alguien que no esté realmente capacitado ya que pueden dañar considerablemente el diafragma (músculo ancho situado entre las cavidades pectoral y abdominal y que tiene un importante papel en la respiración). Algunas de estas técnicas se les consideran ejercicios hipopresivos (conjunto de ejercicios posturales y de respiración que tonifican los músculos relacionados con la respiración) que son usados en deportes como la apnea y el buceo para un mejor control del óxigeno.
 
Un ejercicio con el cual puedes comenzar es llamado Respiración igualada o “sama vritti”, consiste en generar el mismo tiempo de inhalación, exhalación y retención del aire, de que manera?. Tómate dos minutos para realizar este ejercicio, en una posición sentado con la espalda completamente recta relaja tu respiración y tus hombros, toma una inhalación profunda y exhala, vas a contar 4 tiempos en tu próxima inhalación, retén ese aire por 4 tiempos, exhala en los mismos 4 tiempos y retén de nueva cuenta en 4 tiempos. Este ejercicio te traerá calma inmediatamente! Dejarás de estar nervioso o ansioso en menos de dos minutos. Atrévete a respirar!