La hora feliz con yoga

Inconscientemente después de haber tomado mi primer clase de Yoga mi estado de ánimo cambió drásticamente a contento, realmente contento a decir verdad; pude seguir con lo que restaba de mi día sin haberme dado cuenta de este cambio. Conforme tomaba mas clases comenzaba a darme cuenta que después de cada clase independientemente del estado de ánimo con el que entrara de manera “mágica” todo cambiaba el panorama hacia un estado de contento.

Pero todo esto tiene una explicación científica, a través de los estudios que ha sido sometida la práctica de yoga uno de ellos demostró que durante una consistente práctica mejora los estados depresivos y producía un significativo aumento del nivel de serotonina y una disminución de los niveles de monoamina oxidasa (una enzima que anula los neurotransmisores) y el cortisol(hormona que se libera en respuesta al estrés) esto sin necesidad de consumir ningún fármaco antidepresivo. En la Universidad de Wisconsin, Richard Davidson, Doctor en Medicina, descubrió que el córtex prefrontal izquierdo aumentaba su actividad en los meditadores, un encuentro que ha sido relacionado con niveles mas altos de felicidad y mejor función del sistema inmunológico. 

Las extensiones hacia atrás (backbends) son unas de las posturas que estimulan directamente el timo (glándula que se encarga de promover el desarrollo de células linfocitos T); al momento de abrir el pecho y expandir la cavidad torácica el timo comienza a estimularse dependiendo de la intensidad del backbend. Puedes comenzar con la práctica de este tipo de posturas gradualmente con posturas simples como la cobra o un puente bajo, y conforme la elongación de tus músculos comience a aumentar puedes incrementar la dificultad de las posturas como el bailarín o el arco.

Una vez que comiences tu práctica de yoga o si ya practicas constantemente sabrás a que atribuirle ese gran estado de ánimo, cada que termines una clase procura mantener ese gran estado de contentamiento que no solamente se verá reflejado en la estabilidad emocional si no también en la mejoría de la salud a través de tu sistema inmunológico.