La prevención de problemas articulares a través del Yoga

 

 Cada vez que tengas en mente practicar yoga o la intensión de hacerlo, piensa en tus articulaciones que son las junturas existentes en donde se reúnan dos huesos o más, para poder generar ciertos movimientos que utilizas en tu vida diaria, como levantar un vaso con agua, caminar, poder sentarte, etc.

El mover tus articulaciones a través de las posturas de Yoga (asanas) te ayuda a prevenir la artritis degenerativa y a mitigar las dolencias que esta conlleva mediante el “efecto esponja” de las áreas del cartílago que generalmente no son utilizadas. El cartílago de las articulaciones es como una esponja que recibe los nutrientes frescos únicamente cuando el líquido sinovial tiene un flujo continuo a través de los movimientos y un nuevo suministro es “absorbido” por los mismos y así poder mantenerlas en perfecta salud. Cuando se descuidan las articulaciones comienza una degeneración temprana comenzando a fatigar los cartílagos y así exponer los huesos para convertirse en un tipo de “zapatas de freno desgastadas”

Cada movimiento que se genera en la práctica de las posturas se hace conscientemente e integrando acciones de biomecánica que junto con contracciones musculares pueden mantener la articulación perfectamente protegida a través de rangos de movimiento de los cuales el cuerpo es perfectamente capaz. No llegues a desesperar si es que algunos de los movimientos son demasiado complicados o no los puedes realizar de la misma manera que los realiza tu maestro de Yoga; es por eso que cada movimiento se tendrá que realizar conscientemente para poder identificar el límite que actualmente tiene tu cuerpo y así poder trabajar de manera paulatina y segura, siempre supervisado por un instructor certificado.

El instructor de llevará de una manera segura para que comiences en esta gran travesía del yoga de una manera consciente de tus articulaciones ya que como lo mencioné anteriormente, son aquellas que te permiten realizar tu vida diaria, todos aquellos movimientos que haces tan simple como tomar tu celular y comenzar a escribir; probablemente sean posturas a las cuales no estas realmente acostumbrado ya sea por la dificultad o por el simple hecho de que no parecen algo que el cuerpo pueda hacer normalmente, pero si eres capaz de respetar ese límite que tiene tu cuerpo serás capaz de lograr una de las mejores prácticas de yoga.