Reducción del dolor lumbar


 

 Año con año una gran parte de la población adulta, tanto en las grandes ciudades como en zonas no tan pobladas, existen problemas de espalda baja o lumbar. Se pueden encontrar diferentes causas para este problema, es hacer el mismo movimiento en tu trabajo durante toda la jornada, el uso de zapatos de tacón alto, exceso de esfuerzo al querer levantar objetos pesados del suelo, ejercicios incorrectos y peligrosos en los gimnasios. En 1987 un Dr. Llamado Roncarati descubrió que el mayor problema de los dolores de la espalda baja era la limitante de flexibilidad en la cadera.

Para poder mejorar estos dolores se han creado diferentes métodos, dependiendo del dolor generado y la zona, ya sea incrementando la movilidad y flexibilidad de la cadera o ampliar y mejorar la fuerza en la región abdominal.

Este problema se puede resolver mas fácil aun recurriendo a generar un fortalecimiento adecuado de la región lumbar, ya que soporta todo nuestro peso y cuando no es suficientemente fuerte y hay un exceso de peso en la parte superior en automático se carga todo hacia la región de la cadera o la región lumbar. No obstante, el acceso a la zona lumbar a través de estiramientos no suele ser tan sencillo como aparenta. Quizás, la principal dificultad sea en colocar los ejercicios adecuados que aíslen por completo la musculatura y lograr una precisión anatómica  para evitar que ciertos músculos de las piernas (glúteos, isquiotibiales) y la espalda sea mínima. 

De la manera que se puede mejorar la movilidad de la región lumbar de una manera sencilla es a través de un movimiento de la espina dorsal que se llaman torsiones, que se refieren a un movimiento en donde la espina dorsal gira de una manera suave y sutil incrementando los rangos de movimiento de todo el cuerpo.